Marketing Sostenible

marketing sustentable
javier dominguez

Autor Javier Dominguez

22 Aug, 2020
"

Leer

Cómo conectar con los consumidores con mentalidad ambientalista.

El marketing sostenible es un término que se utiliza mucho hoy en día, pero ¿qué significa realmente? El marketing sostenible es el proceso de creación de campañas respetuosas con el medio ambiente y que no tengan un impacto negativo en el planeta. También se trata de educar a los consumidores sobre cómo pueden hacer pequeños cambios en su vida cotidiana para ayudar a marcar la diferencia.

1. Qué es el marketing sostenible

El marketing sostenible, también conocido como marketing verde, es el proceso de promoción de productos o servicios respetuosos con el medio ambiente. Las estrategias de marketing sostenible suelen centrarse en tres áreas clave: reducir el consumo, promover el reciclaje y utilizar materiales y procesos respetuosos con el medio ambiente. Por ejemplo, una campaña de marketing sostenible puede animar a los consumidores a reducir su consumo de energía utilizando electrodomésticos de bajo consumo. O puede promover programas de reciclaje que permitan a los consumidores reciclar sus productos usados. Además, las campañas de marketing sostenible suelen utilizar materiales y procesos ecológicos, como el papel reciclado o los envases biodegradables. Mediante el uso de estrategias de marketing sostenible, las empresas pueden ayudar a proteger el medio ambiente y también mejorar sus resultados. Los consumidores están cada vez más interesados en comprar productos que sean buenos para el medio ambiente, por lo que el marketing sostenible puede ser una ventaja tanto para las empresas como para los consumidores.

2. Marketing sostenible frente a marketing convencional

Cuando se trata de marketing, hay dos enfoques principales: el sostenible y el convencional. El marketing convencional se basa en la cantidad: cuanto más clientes lleguen, mejor. El marketing sostenible, en cambio, se centra en la calidad por encima de la cantidad. El objetivo es construir relaciones a largo plazo con los clientes, proporcionándoles valor y creando un impacto positivo. Estas son algunas de las principales diferencias entre ambos enfoques:

  • El marketing sostenible se basa en la confianza, mientras que el marketing convencional se basa en las transacciones.
  • El marketing sostenible crea clientes para toda la vida, mientras que el marketing convencional crea compradores de una sola vez.
  • El marketing sostenible se centra en las relaciones, mientras que el marketing convencional se centra en el alcance.
  • El marketing sostenible genera una difusión de boca en boca, mientras que el marketing convencional se basa en la publicidad masiva.

En definitiva, el marketing sostenible consiste en crear una situación en la que tanto las empresas como los clientes y el medio ambiente salgan ganando. Se trata de encontrar formas de añadir valor y crear experiencias positivas que respeten la vida y nuestro universo. En cambio, el marketing convencional consiste en extraer el máximo valor posible de los clientes a corto plazo, sin tener en cuenta las consecuencias a largo plazo.

3. Estrategias de marketing sostenible

Aunque el marketing sostenible pueda parecer un concepto nuevo, en realidad se basa en una idea muy antigua: el principio de precaución. Este principio sostiene que debemos procurar no dañar el medio ambiente, aunque no tengamos pruebas concluyentes de que nuestras acciones vayan a causar daños. En los últimos años, las empresas son cada vez más conscientes de la necesidad de adoptar prácticas de marketing sostenibles.

A medida que los consumidores se han ido preocupando más por las cuestiones medioambientales, han empezado a exigir más sostenibilidad a las marcas a las que compran. En respuesta, muchas empresas han hecho de la sostenibilidad una piedra angular de su estrategia de marketing. Aunque hay muchas formas diferentes de comercializar la sostenibilidad, algunas de las estrategias de marketing sostenible más comunes son los envases ecológicos, la reducción del consumo de energía y el uso de materiales reciclados. Al adoptar estas y otras prácticas de marketing sostenible, las empresas pueden mostrar su compromiso con la protección del medio ambiente y ayudar a crear un mundo mejor para las generaciones futuras.

4. Tácticas sostenibles para llegar a los millennials

No hay duda de que los millennials son un público difícil de complacer. Son conocidos por ser escépticos, conscientes del medio ambiente y socialmente responsables. Entonces, ¿cómo pueden las empresas llegar a ellos? Aquí te comparto algunas tácticas sostenibles que pueden servir de ayuda.

En primer lugar, intenta centrarte en la sostenibilidad medioambiental. Los millennials están muy interesados en la protección del planeta, así que si te vuelves ecológico, seguro que captarás su atención. Puedes hacerlo invirtiendo en energías renovables, utilizando materiales reciclados y reduciendo tu huella de carbono.
En segundo lugar, céntrate en la responsabilidad social.

Los millennials quieren marcar la diferencia en el mundo, por lo que apoyar las causas que les preocupan es una gran manera de conectar con ellos. Puedes implicarte en organizaciones benéficas, apoyar iniciativas éticas y devolver algo a la comunidad.

marketing sostenible

Por último, no te olvides de la tecnología. Los millennials son nativos digitales, por lo que esperan que las empresas sean expertas en tecnología. Asegúrate de que tu sitio web está actualizado y es fácil de usar, y considera la posibilidad de invertir en tecnologías de vanguardia como la inteligencia artificial y la realidad virtual.Siguiendo estas tácticas sostenibles, te asegurarás de llegar a los millennials de una manera que resuene con ellos.

5. Métodos sostenibles para medir el éxito

A medida que el panorama empresarial sigue evolucionando, también debe hacerlo la forma en que las empresas miden el éxito. Durante demasiado tiempo, se han utilizado métodos anticuados como el producto interior bruto (PIB) como indicadores del progreso de una nación. Sin embargo, el PIB no tiene en cuenta factores importantes como la sostenibilidad medioambiental y la equidad social. Por ello, el marketing sostenible se ha convertido en una forma cada vez más popular de medir el éxito de las empresas.

El marketing sostenible tiene en cuenta el triple resultado de las personas, el planeta y el profit (beneficio económico). En otras palabras, el marketing sostenible examina el impacto medioambiental y social de las actividades de una empresa, además de sus resultados financieros. Este enfoque proporciona una visión más holística del éxito y permite a las empresas tomar decisiones que benefician a todas las partes interesadas. Cuando se trata de marketing sostenible, las empresas deben aprender a pensar a largo plazo ya que este tipo de estrategias requiren de mucho esfuerzo.

Uno de los temas de mas atención en la actualidad, es precisamente el compromiso de las empresas con el medio ambiente pues son los mismos consumidores quienes lo exigen. Ante esto es importante implementar una estrategia de content marketing y sostenibilidad con el fin de atraer y retener al público que se preocupa por el medio ambiente.

Para finalizar, podemos definir el marketing sostenible como el enfoque de marketing social que busca dar solución a los problemas de las 3P: People (personas o dimensión social); Planet (planta o dimensión ambiental); Profit (beneficio o dimensión económica), pero con una mirada realmente ética y comprometida con el ambiente, lo que podría no ser muy redituable si no se lleva a cabo una estrategia honesta, pero al final la aplicación de estas políticas, generarán una mejor captación de consumidores y por ende el posicionamiento de tu marca con sus respectivos beneficios económicos.

No dudes en establecer tu estrategia de marketing y sostenibilidad, te aseguro que posicionarse con un proyecto verde traerá grandes beneficios a tu empresa, además es la puerta ideal para que los Millennials puedan relacionarse y engancharse con tu marca.

Share This